Thursday, April 8, 2010

Karl Lagerfeld por Bruce LaBruce. Segunda parte.

Segunda parte de la entrevista de Bruce LaBruce con Karl Lagerfeld. Para ver la primera parte hacer clic AQUI.



Últimamente vemos a las estrellas jóvenes ser comidas y destrozadas por el medio, y de alguna manera es triste. Pero, siendo honesto, no me preocupan mucho las estrellas. Me preocupa la persona promedio que pasa demasiado tiempo pensando en las celebridades.

Si fuera pretencioso diría que no soy una persona promedio. Pero, en serio, sé cómo es eso.


Bueno, si, sé que te importa, porque estás interesando tanto en la cultura “alta” como en la “baja”.

Eso es porque sólo existe “la” cultura.


Es como decir que existe una gran cultura y todo es una diferente cara de ella.

Me gusta conocer de todo; me gusta estar informado. No soy pretencioso. Me gusta hablar varios idiomas. Puedo leer en cualquier idioma.


La palabra “pretencioso” generalmente es usada de manera peyorativa, pero no creo que ser pretencioso sea necesariamente malo. Asi que, yo sé que eres alguien que trabaja duro. Es otra cosa que tenemos en común. Odio las vacaciones. Nunca puedo retirarme y sólo estar tirado en la playa.

En mi juventud fui un niño de playa.


Pero eso fue en tu juventud. Tú has dicho que aprendiste de la vida en esa época. ¿Que hacías entonces?

Todo lo que alguien hace para averiguar qué tipo de vida quiere –lo que te gusta, lo que no te gusta, lo que está bien para ti. Rápidamente entendí que hay muchas cosas que no son para mí pero con las que no tengo nada en contra. No tengo un solo prejuicio. Nunca juzgo nada.


Ser el tipo de persona que trabaja tanto y tan duro como tú es como ser un monje.

Trabajar duro es como ser políticamente correcto. Sé políticamente correcto, pero por favor, no molestes a otros conversando sobre ser políticamente correcto, porque será el fin de todo. ¿Quieres aburrir? Se políticamente correcto en tu conversación.


¿Qué significa ser políticamente correcto para ti?

Significa gente hablando sobre caridad. Hazlo, haz caridad, pero no hagas de la caridad un tema de conversación porque aburrirás al mundo. Es realmente desagradable. Pero no salgo mucho así que no estoy tan expuesto a la gente.


Y ¿estar aislado no es un problema para ti?

No tengo ningún problema. Es el milagro de mi vida. No hay problemas, sólo soluciones – buenas y malas.


Estás en contra de la idea del matrimonio homosexual. Estoy completamente de acuerdo contigo.

Sí, estoy en contra por una simple razón: En los 60s todos decían que teníamos el derecho de ser diferentes. Y ahora, de repente, todos quieren una vida burguesa.


Es normalizar las cosas.

Para mi es difícil de imaginar – uno de los papás en el trabajo y el otro en casa con el bebé. ¿Cómo sería eso para el bebé? No lo sé. Veo más a un par de lesbianas casadas y con hijos que a un par de hombres casados y con hijos. Y también creo más en la relación entre madre e hijo que en la relación entre padre e hijo.


Asumo que no quieres niños.

Si estuviera interesando en tener hijos, sería un padrino –o una madrina. No me gusta la idea de sacar a la gente de su vida y su contexto. Si hubiera un niño que quisiera adoptar, preferiría encontrar a su familia y darles dinero para que lo eduquen dentro de su contexto.


¿Qué tal los homosexuales famosos, como Francis Bacon o Wilhelm von Gloeden? Los dos tuvieron importantes relaciones que fueron casi como matrimonios.

Conocí a Francis Bacon; era el hombre más dulce en el mundo, era como una señorita inglesa que levantaba el dedo mientras tomaba té en Monte Carlo. Mi mejor amigo, ya fallecido, era muy amigo de Bacon. Jugaban y se emborrachaban juntos.


¿Bacon estaba con su protegido? ¿O era su amante?

Creo que para ese entonces ya estaba muerto –el famoso ya había muerto.


Ah, George Dyer.

Yo sólo vi a Bacon con mi amigo, tomando y jugando.


Tu mejor amigo es…

Está muerto, también.


¿Qué le pasó?

SIDA. Fue hace 20 años.


¿Cómo manejaste toda esa época? Estoy seguro que conociste mucha gente grandiosa que murió de SIDA.

No quiero regresar a esos años. En esos días todo era un caso perdido.


Fue una sentencia de muerte.

Tal vez eres un poco joven para recordar. Fue horrible. Más que horrible.


Diezmó el mundo de la moda.

Mató a toda una generación.


Ya sabes, Fran Lebowitz dijo que el SIDA mató a toda la gente interesante

Si, exactamente.


De cierta manera estoy de acuerdo con eso, porque generalmente el SIDA le dio a las personas que vivían fuerte y experimentándolo todo.

Probablemente las cosas se fueron demasiado lejos entonces. Pero ahora quieren ser demasiado burgueses.


Exacto. Las cosas se han volteado. Esta idea burguesa de los homosexuales de querer formar familias tradicionales – no lo entiendo. Es como que los oprimidos ahora se están volviendo los opresores.

De cierta manera, si. Exacto.


Quieren ser el tipo de persona que siempre los ha detestado.

Cuando era niño le pregunté a mi mamá que era la homosexualidad y me dijo –y esto fue hace 100 años en Alemania y ella era de mente muy abierta- “Es como el color de cabello. No es nada. Algunas personas son rubias, algunas tienen el cabello oscuro. No hay problema.” Una actitud muy saludable.


Tuviste suerte en ese tema.

Algunas personas hacen mucho drama de ello. Ni siquiera lo entiendo. No es un problema. No existe. No es ni un tema. Para mí nunca lo fue.



S.Gaspar

2 comments:

preppy.dude said...

Oye! Tu debes actualizar más seguido!

Me di una vuelta por blogs mexicanos y son un asco...

Jesica Kulesz said...
This comment has been removed by a blog administrator.